Comienzos

15542181_1779566132296629_4593557002903071393_n

Las calles estrechas, las calles vacías. El resonar de mis tacones en el suelo de piedra. Las luces indirectas y toda la oscuridad. Empezar a encontrarme. El puente de piedra, echarme (te) de menos. El frío que no cala. Baby it’s cold outside. La verdadera familia. Los paseos aventureros, las esquinas que me pierden. Toda la piedra, todas las dudas. El río como un pobre sustituto de ti. Las sorpresas. Mi casa fuera de casa. La satisfacción de las cosas bien hechas. Este agujero en el espacio en el que el tiempo transcurre de forma extraña, más lento y más rápido a la vez. Todos los vinos y quienes vinieron a tomarlos. Alejarnos de todo. Todos los silencios del mundo.

Ciclos

A todo cerdo le llega su San Martín y yo también he hecho las maletas. No te puedo decir que lleve toda la semana pensando en ti porque te engañaría y nunca hemos tenido una relación en la que engañarnos haya estado de moda. La independencia es adictiva y la novedad otro tanto. He tenido que alejarme de ti para conocer la productividad al cuadrado y es cierto que nunca había hecho tantas cosas en tan poco tiempo.


Tengo la sensación de llevar siglos en la distancia, y es que el tiempo aquí transcurre de manera diferente. No me da tiempo ni a pensar en lo que tengo que hacer antes de empezar a hacerlo. Este ciclo vital es de todo menos lento.

He descubierto que nunca se está solo por poca gente que te acompañe y que me gusta esto de trotar por otros mundos. Ser una mujer trabajadora me sienta bien, puedo adaptarme a tener la mente trabajando aún mas horas al día. Y nada me hace más feliz que haber descubierto que verdaderamente quiero dedicarme a esto y que las horas de estudio han tenido sentido.


No tengo queja ninguna. Y sin embargo, ahora mientras hago la maleta, me he puesto a pensar en ti y he descubierto que tengo ganas de verte. Este clima es aún un poco demasiado seco para mí, en el trabajo miran raro mi paraguas de “por si acaso”, esta ciudad no es infinita y le faltan montes que la abriguen por todos los puntos cardinales. Le falta el olor a sal.

Somos animales de costumbres y yo he llegado a mi límite, mañana me voy a ver el mar.

https://youtu.be/k-ImCpNqbJw