Humo

Estoy empezando a entender que cuando cambias, cuando evolucionas, cuando empiezas a parecerte a aquello que querías ser, cuando te aferras a lo que consideras tus mejores virtudes y las muestras orgulloso ante el mundo, entonces todos los años son tu año. Que cuando consigues establecer los pilares que quieres que conformen tu vida, tus principios, tus valores y tú sacro orden de prioridades el conocimiento personal se vuelve algo apasionante. Convertirnos en alguien que nos resulten interesante a nosotros mismos, ese objetivo. Y tener la certeza, porque no hay certeza más absoluta que esta, que el individualismo está sobrevalorado. Es humo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s