Diciembre

Era complicado, por eso era divertido. Sentirse así. Desbocada, con la sensación de poder con todo, sabiendo que era feliz (la peor seguridad que existe), con todo el miedo que implicaba perderlo. Sabiendo que había construido una red de seguridad que la separaba del suelo, y la caída. Que el esfuerzo la había catapultado hasta esa situación en la que sabía como fracasar para remontar. El lugar en que ahora se sentía en casa. Y que no pasaba nada. Nunca pasaba nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s