Azul

Me ha enseñado a querer mejor y a no sentirme culpable por querer más. A pensar antes de hablar, y a dejar que el corazón domine. A intentar encontrar una balanza pero sabiendo que el equilibrio es imposible. Me ha hablado de la templanza y es consciente de lo mucho que me sobra cuando te veo llegar.

Me ha hecho como soy, ha pintado el fondo de mis fotos de azul y ha dado luz a mis pestañas. Conoce mis lunares y cómo esquivar mis muros. Sabe qué botones pulsar para conseguir que me deje llevar. Se hace eco de mis pisadas y distingue mis miradas, y mis sonrisas. Me deja la puerta abierta, por si quiero regresar.

Ha sido la vía más rotunda para aprender a echar de menos, y la forma más libre de sinceridad. Es mi casa fuera de casa y mi plan de escape cuando no quiero volver. La nostalgia y la solución a las dudas. En fin, la dirección.

img_8666

“I found my heart and broke it here, made friends and lost them through the years. I know I’ve grown, but I can´t wait to go home”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s