Veroño


Y entonces la calma antes de la tormenta de verano, antes de ese olor inconfundible a risas enlatadas. A vinos largos y sueños ligeros. Suelos resonantes de gotas y esperas. Y entonces lluvia, que moja, que borra, que limpia. Y después sol, con más fuerza, con más ganas, con menos tiento y más luz. Y el frío ya conocido, y tú, que me haces temblar.Hoy la temperatura ha bajado 15 grados de golpe, y me he vuelto a enamorar. 

Anuncios