Esto me recuerda…

Me he puesto la chaqueta de echarte de menos pero parece que este septiembre me queda grande. Las coderas que le puse en la brecha del 2000 me quedan ahora a la altura de la muñeca y el siete que tenía a la altura de la cadera ahora me tapa el golpe que me di el otro día en el muslo con la estantería del pasillo. Huele a todo eso que tu eras y ahora has dejado de ser. Huele un poco a viejo y otro poco a haberse quedado todo el invierno guardada en el armario de la casa del pueblo.

Ya no me queda tan bien como me quedaba antes, no me sienta. Será que tu ausencia me ha vuelto pequeña, será que tu vacío no ocupa tanto como antes. Me la he puesto por nostalgia de uno de septiembre, pero lo cierto es que no he pensado en ti en todo el verano. Por primera vez no es una mera distracción lo que te sustituye. Me revuelvo en la chaqueta. No estoy cómoda. No se muy bien que hago aquí ni por que me la he puesto. Creo que han sido las vistas, el atardecer fugaz en la playa de Liencres que pronto han cubierto las nubes, la cerveza fresquita con los pies sobre la barandilla de la terraza, creo que ha sido este lunes con complejo de domingo. Un poco como tú, que siempre fuiste un martes con complejo de viernes. Siempre apareciendo y desapareciendo, intermitente, inconstante, ni contigo ni sin ti.


Como esta chaqueta vieja, que cuando me la pongo me asfixia y cuando me la quito me muero de frío. Cuando me giro me roza y parece que eres tú, pero ya no me da escalofríos, ni tampoco me abriga. Una parte de mi desearía tirarla ahora mismo a la basura, o donársela a alguien que le fuera a dar un uso mejor. Una parte de mi. La otra aún no quiere deshacerse de ella, de ti. Será por los recuerdos que me trae esta chaqueta. De emociones y aventura, altibajos y discusiones acaloradas. De esas que nos gustaban. Será. Pero creo que en realidad es la nostalgia lo que me gusta que me abrace. La nostalgia de tiempos pasadOs en que las responsabilidades no pesaban. No eras tú, era que antes solo me preocupabas tu, y ahora casi no tengo tiempo para pensar en mi misma.
Ya está bien. Me he levantado del sofá, he cogido la chaqueta y la he metido en el armario. De la nostalgia no se vive, y quien diga lo contrario miente.
https://youtu.be/LfQ-PpzSj2Y

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s