De domingo por la tarde

Y para ti que no me pides consejo, te deseo que tu trabajo sea un guilty pleasure. Que encuentres eso que te apasiona y te hace sentirte mejor contigo mismo, eso que hace que se note el orgullo al final de tu garganta cuando cuentas a qué te dedicas.

Que lo que estás haciendo ahora, sea el camino a seguir para llegar más lejos. Que puedas ir tachando uno por uno los puntos de tu lista de objetivos. Que no se muera tu ambición. Porque sí, hemos venido a este mundo para ser felices. Pero hay algo en nosotros que nos empuja a darle un sentido a nuestro caminar, caminar en círculos termina mareando. Así que fijate una meta, sea la que sea, tanto personal como profesional. No tiene que ser una meta difícil, ni una meta vital; puede ser solo un escalón en el ascenso. Puede ser quitarte la espinita de aquello en lo que algo te dijo siempre que podías destacar.


La recompensa no es sencilla, a veces tarda en llegar y exige más esfuerzo de lo que pensábamos. A veces, esta sociedad en la que vivimos en la actualidad que nos ha acostumbrado al placer inmediato, a la respuesta inmediata, hace que nos olvidemos de cómo ser pacientes. Que eso no te eche atrás. Rodéate de gente que te ayude a sentarte y coger aire durante un rato, sumérgete en el mar y quédate allí hasta que las malas ideas desaparezcan, baila hasta que no puedas más. Abre una cerveza que te de la energía para continuar.

Pero si has encontrado eso que hace que quedarte un domingo por la tarde en casa encerrado no te importe tanto, o lo que a pesar de los altibajos te reporte una sensación de satisfacción al final de mes, no renuncies a ello. “Find what you love and let it kill you”. Porque al final, lo que de verdad importa es saber que podemos hacer aquello que nos propongamos, que podemos destacar. Y que podemos estar orgullosos de nuestros logros personales, dejando a nuestro paso un bagaje más extenso del que en un principio sospechamos.


Y si le has dado una oportunidad y sigues sintiendo que no estás donde te gustaría estar, cambia las cosas. Nunca es demasiado tarde para volver a empezar, desde el principio otra vez, con la paciencia por bandera.

 

Feliz lunes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s