Excusas

Se me han acabado las excusas para ti. Para tus formas a medias y tus tardes de nubes. He ido diciendo por ahí que es esta época del año, que nos trastorna un poco a todos y nos pone melancólicos. Que estos días ni frío ni calor que los meses se hacen largos y hay poco entretenimiento. Que son esos meses que ni otoño ni invierno, ni nieve ni sol, que la lluvia hace falta para regar los campos.

Qué a nadie le amarga un dulce y todos preferimos ver verde a nuestro alrededor, que febrero y marzo se hicieron para ponerse al día con las películas que nunca viste y disfrutar de la comida basura antes de que empiece oficialmente la operación bikini.
Pero se me van acabando las razones. Es cierto, la Semana Santa está a la vuelta de la esquina, he desarrollado algún que otro hobby nuevo y este tiempo me da todo el tiempo del mundo para estudiar; pero me falta el sol, llámame loca.
Me falta el sol y un mar menos gris y más azul. Que a mí me vale todo menos la persistente lluvia. Parece que se anuncian cambios y de ser así, estoy preparada para perdonar. Que no puedo esperar a salir de estudiar y que sea de día o a poder salir por la noche sin un paraguas que arrastrar de bar en bar.


Qué la broma ha estado bien, pero solo por un tiempo, que la paciencia es amplia pero no ilimitada. Tampoco pedimos mucho, con un par de días de sur nos conformamos. Un amago de verano, de esos que nos gustan. De rabas improvisadas en el faro y dejar el abrigo en el coche.

https://youtu.be/Lot7QMSmhvQ
Y después que vuelva el invierno cuando quiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s