VEINTICINCO

2016 va a ser el año de los 25. Hay quien dice que el cuarto de siglo no tiene tanto de particular. Yo creo que se olvida de los 25 veranos que ya hemos vivido, de las 25 veces que hemos desayunado en el hotel sardinero el día de reyes. De las casi 25 veces que hemos ido a peñaherbosa -pocas menos se me hacen-. Se olvida de las 25 veces que hemos visto amanecer volviendo a casa, de los tantos cotillones en el tenis y en el zeppelin, de los 25 pares de zapatos que hemos estrenado en nochevieja.

Las 25 veces que hemos salido a comprar bikinis en días lluviosos, las más de 25 noches de sofá, manta y peli, las casi 25 cenas de navidad y de fin de verano, los 25 reencuentros en familia. Los más de 25 planes de viaje fracasado, los 25 viajes que sí llegaron a buen puerto, las 25 veces que he aparecido en tu casa con la maleta a cuestas. Los 25 besos inesperados, los 25 cumpleaños de 18, las otras tantas noches cerradas en la taberna del tenis.

A veces se nos olvidan las 25 expediciones en busca de porciones de tarta para compartir, o las 25 cenas de pinchos que hemos dejado este verano a nuestras espaldas. Las 25 llamadas de teléfono que hicieron falta para convencerte de que no dejaras la carrera, o de que a veces es mejor dejar las cosas por imposibles. Se nos olvidan los 25 millones de mensajes de grupo cada vez que pasan un par de horas sin conectarnos, se nos olvidan los 25 amaneceres de cumpleaños que estamos dejando a nuestra espalda.

Son más de 25 las copas de celebración que hemos tomado, y muchas más de 25 veces nos han cantado cumpleaños feliz. Hemos llorado juntos más de 25 veces para terminar recordándonos cómo reír. Hemos pasado muchos más de 25 exámenes y perdido en hacer nada más de 25 horas en las que supuestamente debíamos estar trabajando. Y más de 25 horas son las que hemos pasado sentadas en un banco de piquio viendo pasar las olas.

Hemos necesitado más de 25 paseos para aprender a conocernos entre todos, y más de 25 mensajes para dejar de echarnos de menos. Y ya van veinticinco -sino más- conversaciones de whatsapp que han empezado “he estado pensando que para la fiesta de los 25…”

Si hemos sido capaces de hacer todas estas cosas en un cuarto de siglo… ¡qué no haremos con el tiempo que nos queda! Feliz salida de los 24, generación del 91.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s