Bienvenido

Bienvenido, septiembre. Entra, pasa sin llamar.

Has vuelto a pasarte por aquí. Entre tú y yo, innecesario. Sé que puede parecerte que realmente nunca te habías ido, pero te estarías equivocando. No has llegado despacio y sin hacer ruido como otras veces, sino que has llegado con todo, bombos y platillos, esquivo pero directo. Y esta vez lo has hecho todo mucho más rápido, nada de la cámara lenta a la que me tienes acostumbrada.

Has dejado caer el baño de realidad de costumbre sin parangón, sin misericordia. Te has llevado las ganas y a los exiliados, te has llevado los amores de verano y la luz de agosto. Nos has dejado un poco más vacíos y un poco más solos. Pero traes contigo tu caracterísitca luz otoñal, y eso nos gusta.

Eres el mes de entretiempo, de estrenar los últimos coletazos de la ropa de rebajas y mezclarla con las nuevas prendas de ropa de temporada, de salir por la noche con cazadora de cuero y piernas al aire, de sorprendernos a media mañana con un viento sur que hace que nos sobren todas las capas.

Eres el mes de los nuevos comienzos, de la vuelta a la rutina, de la añoranza y el echar de menos. Eres el mes que más tememos pero en el que más cómodos estamos, el mes de los cumpleaños y el que más rápido pasa.


El mes del río de la pila por excelencia, cuando las primeras medias comienzan a asomar en las noches más frías, cuando aún estamos guapos y morenos del verano y las copas se disfrutan más allá del toldo.

El mes de la mudanza y los buenos propósitos, pero también el mes de las despedidas.

Bienvenido, septiembre. Entra, pasa sin llamar, estoy preparada para tu personalidad agridulce y tus amaneceres de sol.

Por mucho que el corte inglés intente hacernos creer lo contrario, el 1 de septiembre nunca ha sido para nosotros sinónimo de vuelta al cole. El 1 de septiembre era el comienzo de una de las mejores épocas del verano, cuando toda tu familia empezaba a trabajar y tu aún seguías de vacaciones. Cuando el mundo madrugaba, pero tu podías quedarte un rato más en la cama.

Después, para los que terminábamos los últimos los exámenes de junio y empezábamos el verano con retraso, era el momento en que tus amigos empezaban la universidad mientras tu te quedabas remoloneando en la playa otros 20 días.

El 1 de septiembre despertaba nuestros más bajos instintos de auto complacencia. Pero también las ganas de empezar. Aunque no lo reconociéramos, el verano se alargaba un poco demasiado y una parte de ti deseaba la vuelta al cole -la vuelta al recreo mejor dicho-, estrenar ropa y ver a gente de la que no habías sabido nada en todo el verano. La magia de las relaciones infantiles, volvías y el mundo no había cambiado ni un ápice.

Además septiembre despertaba nuestras ansias de aventura, aún lo hace creo, esa incertidumbre acerca de qué te deparará el nuevo curso, los propósitos de estudiar al día, de atender un poco más, de disfrutar un poco más una época que -aunque al principio parecía eterna- cada vez avanzaba más deprisa.

En cierto modo esto lo hemos perdido. Ahora que hemos terminado el colegio e incluso la carrera, septiembre es sinónimo de salto al abismo, de lanzarse sin paracaídas a un rutina que volvemos tediosa sin darnos cuenta, de vuelta al estudio y fin de la diversión. Por supuesto, sólo porque queremos verlo de esta manera, porque cuando todo se ve negro es difícil disfrutar de los grises.

Retomemos el espíritu infantil que hemos ido dejando atrás. Septiembre es uno de los mejores meses del año. Sí tienes la suerte de vivir en el norte probablemente haga mejor tiempo que en verano, Santander se pone más guapa que nunca y alargar los planes unas horas más cuando ya se ha ido el sol solo exige una sudadera. Que no se acaba la vida, sólo se vuelve un poco más fría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s