Las primeras veces

Y casi sin darnos cuenta, han llegado las primeras veces. La primera copa en cañadio esperando por si se hace ambiente, las primeras noches en sandalias de tacón en el río, con la consiguiente necesidad de dormir con los pies en alto. Los primeros sábados de recuperarse de las noches en la playa, las primeras cenas en terraza. Los primeros pinchos en la calle, la sustitución de las cocacolas por las cañas. Las primeras noches en el ventilador.

Las primeras fiestas de verano, los primeros conciertos al aire libre, la primera oportunidad de dejar las medias en casa. Los primeros modelitos de Nueva temporada, las primeras veces de salir sin maquillar. Las noches en cuñas imposibles, los primeros baños en langre. Las primeras o las vigésimas rabas, la época de comer marisco todos los domingos.

  
Las primeras veces de volver a casa sin arrepentirte de lo que no ha pasado, los primeros dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Las primeras sonrisas furtivas a través del malaspina, las primeras porras para saber qué fin de semana es el mejor para empezar a ir al BNS. 

Los primeros hielos, todos los helados. Los primeros paseos cuando baja el sol, para convencernos de que hacemos ejercicio. Las primeras veces que en la radio encadenan canciones veraniegas, una tras otra sin parar y aciertan con todas, porque no discriminas. Las primeras noches en blanco porque las siestas anteriores no te dejan dormir.

  
Los primeros intentos de terminar la noche en la playa con una guitarra, las recenas junto al mar. Los primeros mojitos, las primeras fiestas en el tenis, las primeras veces de salir sin abrigo. Los primeros rayos de sol para coger color, las primeras mechas claras en el pelo. Las primeras faldas cortas y chicos en camisa. Las primeras veces de compartir una botella de vino en la terraza del machi. Las noches de probar nuevos restaurantes. Las primeras veces de comparar moreno.
Las primeras escapadas de fin de semana a una playa que tienes a tiro de piedra, las primeras paellas, los primeros pimientos de isla. Los primeros bikinis secando al sol, las primeras fotos de buena mañana enseñando que hace bueno y animando a los demás a ir a la playa, las primeras lanchas al puntal, los primeros selfies en la piscina. Las primeras graduaciones, las primeras bodas, los primeros fin de exámenes.
Llega ese momento del año en que todo vuelve a ser nuevo, y pocos tendréis un verano mas complicado que el mío, pero por mi parte pienso aprovechar el tiempo. ¿Y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s